Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

LA PÓCIMA DE LAS BRUJAS


EL RITUAL DE LA QUEIMADA

EL CONJURO

Búhos, lechuzas, sapos y brujas;
Demonios, duendes y diablos;
espíritus de las vegas llenas de niebla,
cuervos, salamandras y hechiceras;
rabo erguido de gato negro
y todos los hechizos de las curanderas…
Podridos leños agujereados,
hogar de gusanos y alimañas,
fuego de la santa campaña
mal de ojo, negros maleficios;
hedor de muertos, truenos y rayos;
hocico de sátiro y pata de conejo;
ladridos de zorro, rabo de marta,
aullidos de perro,
pregonero de la muerte…
Pecadora lengua de mala mujer 
casada con un hombre viejo;
Averno de Satán y Belcebú,
fuego de cadáveres ardientes,
fuegos fatuos
de la noche de San Silvestre,
cuerpos mutilados de los indecentes,
y pedos de los culos infernales…
Rugir del mar embravecido,
presagio de naufragios,
vientre estéril de mujer soltera,
maullar de gatos en busca
de gatas en celo,
melena sucia de cabra mal parida
y cuernos retorcidos de castrón…
Con este cucharon ** Con este cazo
elevaré las llamas de este fuego
similar a las llamas del Infierno
y las brujas quedarán purificadas
de todas sus maldades.
Algunas huirán
a caballo de sus escobas 
para irse a sumergir
en la playa de las gruesas arenas.
¡Oid! ¡Oid estos rugidos…!
Son las brujas que se están purificando
en estas llamas espirituales…
Y cuando este delicioso brebaje
baje por nuestras gargantas,
también todos nosotros
quedaremos libres
de los males de nuestra alma
y de todo maleficio.
¡Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego!
a vosotros hago esta llamada:
si es verdad que tenéis más poder
que los humanos,
limpiad de maldades nuestra tierra
y hacer que aquí y ahora
los espíritus de los amigos ausentes
compartan con nosotros esta queimada.

O CONXURO

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas;
demos, trasnos e diaños;
espíritos das neboadas veigas,
corvos, pintegas e meigas;
rabo ergueito de gato negro
e todos os feitizos das menciñeiras…
Podres cañotas furadas,
fogar de vermes e alimañas,
lume da Santa Compaña,
mal de ollo, negros meigallos;
cheiro dos mortos, tronos e raios;
fuciño de sátiro e pé de coello;
ladrar de raposo, rabiño de martuxa,
oubeo de can, pregoeiro da morte a…
Pecadora lingua de mala muller
casada cun home vello;

Averno de Satán e Belcebú,
lume de cadáveres ardentes,
fogos fatuos da noite de San Silvestre,
corpos mutilados dos indecentes,
e peidos dos infernais cus…
Bruar da mar embravecida,
agoiro de naufraxios,
barriga machorra de muller ceibe,
miañar de gatos que andan á xaneira,
guedella porca de cabra mal parida
e cornos retortos de castrón…
Con este culleron *** Con este cazo
levantarei as chamas deste lume
que se asemella ao do inferno
e as meigas ficarán purificadas
de tódalas súas maldades.
Algunhas fuxirán
a cabalo das súas escobas
indose bañar na praia das sablad gordas
Ouvide! Escoitade estos ruxidos…!
Son as bruxas que están a purificarse

nestas chamas espiritosas…
E cando este gorentoso brebaxe
baixe polas nosas gorxas,
tamen todos nós quedaremos libres
dos males da nosa alma
e de todo embruxamento.
Forzas do ar, terra, mar e lume!
a vós fago esta chamada:
se é verdade que tendes máis poder
ca humana xente,
limpade de maldades a nostra aterra
e facede que aquí e agora
os espiritos dos amigos ausentes
compartan con nós esta queimada.

La Queimada

La queimada es uno de los muchos rituales que tienen que ver con el fuego, una tradición que se debate entre lo pagano y lo misterioso, una pócima mágica cuyo origen se pierde entre sombras de noches ancestrales plagadas de brujería y hechizos, de almas en pena, y de cuerpos arrebatados por rituales de brujas y hechiceros que sentados en la oscuridad y formando un círculo alrededor de la tartera de barro, buscan la purificación del cuerpo y la salvación del alma mientras revuelven el brebaje que espantará los malos espíritus y atraerá los buenos.

El ritual de la Queimada y su conjuro (el cual escuchamos en la introducción) es uno de los pocos ritos que se mantiene hoy en día, llevándose a cabo de forma natural en infinidad de reuniones sociales y celebraciones que tienen lugar en la comunidad gallega.

La queimada tradicional tiene, más que posiblemente, su origen en las ancestrales culturas castreñas.

Los celtas dejaron su herencia cultural plasmada en los abundantes petroglifos que se encuentran a lo largo y ancho de la comunidad gallega. Son recurrentes los símbolos con forma de espiral, destacando El Trisquel, figura con tres cabezas que dibuja una especie de cruz. Han sido muchas las interpretaciones que los historiadores han dado a este símbolo, pero la más conocida es aquella que sostiene que el trisquel representa los tres elementos fundamentales en la vida del hombre: La Tierra, el Agua y el Fuego.

El ritual de la queimada lleva también de forma intrínseca la fusión de estos tres elementos, en un ritual que no sería posible de no existir este componente mágico, heredado de nuestros antepasados celtas y transmitido a través de los tiempos.

Símbolos

La Tierra

Se simboliza mediante la tartera de barro que es el asiento de la pócima.

El Agua

Se representa por medio del aguardiente que se agita y remueve fundiéndose con la tierra.

El Fuego

Danza libre entre los elementos que conforman esta pócima mágica alumbrándonos, dándonos calor al cuerpo y purificando las almas.

PREPARACIÓN DE LA QUEIMADA

En un recipiente de barro, pondremos el Azúcar y reservaremos un poco, además agregaremos el Aguardiente, las cáscaras de Limón, las de Naranja, asimismo, las Uvas y el Café. Mojaremos los bordes del cucharon tomando una pequeña parte de la Queimada, tomaremos solo aguardiente y azúcar, con cuidado de no tomar ni limón, naranja, uvas o café y prenderemos fuego al cucharón, cuando el fuego en el cucharón este ardiendo en su punto máximo, metemos nuevamente el cucharon dentro de nuestro recipiente de barro para encender la Queimada, dejamos que el fuego se extienda por toda la superficie y moveremos con el cucharon creando cascadas con las llamas y dejando que el fuego arda. 

Después pondremos el Azúcar restante dentro de nuestro cucharón y lo pondremos por encima del fuego, para crear un caramelo con el Azúcar.

Habiendo obtenido el caramelo lo vaciaremos con mucho cuidado sobre la Queimada y lo revolve-mos cuidadosamente, nuestra bebida tomará un color dorado, se mueve constantemente hasta que el alcohol del aguardiente se haya consumido por completo, La Queimada se apagará por si sola

Sin embargo, también podemos apagarla nosotros, dependiendo de cómo nos guste la bebida. Entre menos se consuma con las llamas más fuerte es el sabor a alcohol. Ésta se debe apagar soplándole o tapándola. 

Ahora bien, antes que se apague o que la apaguemos; debemos recitar el Conjuro. Esto se hace cuando aún arde la bebida.


Habiendo recitado el Conjuro y ya consumado el fuego, podemos servir con el mismo cucharon y beber esta deliciosa bebida, se sirve con los trozos de fruta y los granos de café.

…y al terminar de ingerirla diremos:

¡Con esta queimada, que ha sido apagada
Así queda hecho y a todos conjuro.
En su eterno lecho, a diablos oscuros
y a hermanos huesudos!


VERSIÓN EN VÍDEO DE LA ENTRADA
Arcanos de la Sabiduría

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: